Excusas para no crear un hábito “Quiero pero no…”

Cuántas veces hemos utilizado las excusas, hasta conscientemente, para sentirnos a salvo de una discusión, o de mostrarnos en falta, o para no sentirnos culpables o para evitar entrar en zona insegura.

¡Y el alivio que nos proporcionan! Nos sentimos justificados en aquello que no hemos hecho o que no iremos a hacer.

Además somos muy hábiles y no sólo creamos una excusa relativamente racional y casi realista, sino que estará reforzada por otros argumentos que ayudarán a la postergación, a no hacer aquello que dijimos que haríamos o el por qué no hicimos aquello que dijimos que haríamos. Y estos argumentos se basan en nuestras creencias limitadoras.

En las tutorías de Smarthabits habitualmente nos encontramos acompañando a las personas a despejar las excusas para liberar el camino de la creación del hábito.

En nuestro curso “21 días meditando” una de las excusas más presentes es la de la falta de tiempo y esta excusa viene reforzada con argumentos basados en creencias familiares y personales que llevan a la postergación: “ahora no tengo tiempo para mi, para meditar pero cuando mis hijos crezcan empiezo porque ahora tengo que estar más dedicad@ a ellos”.

¿Las excusas son nuestras aliadas o enemigas?

Las excusas son nuestras grandes aliadas, nos proporcionan un alivio presente aunque pasajero. Nos hacen sentir seguros, nos evitan enfrentarnos a la incertidumbre que implican los cambios. Nos ayudan a sentirnos a salvo de algo que consideramos fuera de nuestra zona de confort y que puede desequilibrar nuestra integridad física, psicológica, emocional y/o moral.

Pero también pueden transformarse en nuestras enemigas. Les otorgamos mucho poder, creemos en ellas, en lo que nos decimos con ellas y nos quedamos ciegos a lo que esconden. No vemos nuestros bloqueos internos y que están en el trasfondo de la excusa. Cuando la excusa es para justificarnos a nosotros mismos, es más probable que nos la creamos, más que si es para excusarnos frente a los demás.

Ellas ocultan nuestros miedos a lo nuevo, al fracaso, a ver que no somos capaces, a nuestras exigencias de perfeccionismo, a que no nos sentimos merecedores de algo mejor y muchas más.

Una buena noticia

Desde Smarthabits tenemos una buena noticia. Tanto estén funcionando como aliadas o como enemigas, ellas son grandes herramientas de autoconocimiento que nos ayudarán a crecer.

Te proponemos que las utilices como una herramienta para, no sólo autoconocerte, sino para utilizarlas a la hora de crear un hábito porque te mostrarán por donde te quedarás bloquead@ en el proceso de integración del hábito.

Ellas son parte natural del proceso de cambio.

La cuestión no es pelearse con ellas ni reprimirlas sino ahondar en ellas para descubrirnos a nosotros mismos, tenerlas en cuenta en el camino de integrar un hábito nuevo y poder así superarlas.

Para que puedas tomar el control sobre ellas realizaremos una serie de artículos sobre algunas de las excusas más comunes para ayudarte a reflexionar sobre ellas y sobre tí mism@:

“No tengo tiempo”

“Estoy cansad@”

“No estoy capacitad@”

“Qué pensarán los demás”

“No es el momento, mañana será mejor”

“Yo quiero pero no me deja mi entorno”

“No tengo apoyo de mis seres queridos”

“Es lo que hay, así soy y no puedo cambiar”

Mientras tanto, aquí tenemos unas preguntas para realizarnos ante cualquier tipo de excusa que podamos crear en una situación de creación de hábitos:

¿Cuán racional y realista es la excusa puntualmente en un día de tu semana?

¿Qué me pasaría si no existiría esta excusa?¿cómo me siento poniendo en acción el hábito?

¿Qué prioridad tiene en mi vida cotidiana, personal, familiar y profesional el hábito que te has propuesto incorporar?

¿El hábito nuevo tiene relación con lo que deberías hacer o lo que quisieras hacer?¿creo que me lo merezco?

Observa qué tipo de movimiento o estado emocional implica el nuevo hábito y ¿cómo me siento con ésto?¿cuánto considero que me invita a salir de mi zona de confort?

Y por último, pregúntate ¿qué estoy perdiendo si no incorporo este hábito?

Siéntete, descúbrete, disfruta y vuela en libertad!

Entrada anterior
Enamórate del nuevo hábito
Entrada siguiente
Integrando hábitos con ayuda de 2 arquetipos: Los Arquetipos (1)

Entradas relacionadas

Encuentra por temas:

Menú